Michoacán

Consejo Supremo Indígena de Michoacán participó en mesa de diálogo sobre la escultura de Los Constructores, piden sea retirada

En una Mesa de Diálogo Única sobre la escultura de Los Constructores, donde participaron representantes del Consejo Supremo Indígena de Michoacán, que se realizó en el Poliforum Morelia, moderada por la titular de la Secretaría de Cultura de Morelia, Cardiela Amézcua Luna, expusieron sus razones por la que los pueblos originarios del estado piden la remoción del monumento que se encuentra al inicio del acueducto y que fue colocado en 1995, una obra del escultor José Luis Retana, pues la encuentran insultante a su memoria histórica y reivindica la esclavitud, acusó Pavel Ulianov Guzmán, vocero del Consejo Supremo Indígena.

Marco Antonio Rodríguez Espinoza, director del Centro INAH Michoacán, dijo que este monumento no es parte del Patrimonio Histórico de la Humanidad que hay en esta ciudad capital, por tratarse de una obra reciente, y que es responsabilidad, y decisión única, del Ayuntamiento de Morelia si se retira o no. Sin embargo, plantea que son en primera instancia los interesados en recuperar la memoria histórica de los pueblos.

Luego de que también se habló de la importancia histórica de Fray Antonio de San Miguel, Raymundo Ortiz Martín del Campo, abogado de comunidades indígenas, dejó en claro que su informidad no tiene que ver con el alcance estético o contra la vida de quienes representa la escultura, sino contra la escena que representa, donde se encuentran hombres blancos europeos dando instrucciones a los indígenas.

“Es un monumento de ultraderecha que además tiene el carácter de monumento, si eso estuviera en un museo educativo, donde te dijeran mira así de cruel o injusta fue la sociedad de castas durante el virreinato, sería educativo, pero cuando tiene el carácter de monumento no te está diciendo lo que fue, te está diciendo lo que debe ser. Ésa es nuestra inconformidad: que tenga el carácter de monumental. Una sociedad racista, desigual, opresora… y estamos hartos de seguir pagando una guerra que perdimos hace 500 años.”

Por: Jesús González