Michoacán

Solo 45 municipios michoacanos cumplen normativa ambiental

Ya sea por falta de recursos o voluntad para crear políticas que resuelvan problemáticas que afectan al ecosistema, solo 45 municipios del estado cumplen con la normativa mínima en materia ambiental y donde el principal problema son el manejo y depósito de los residuos sólidos así como el saneamiento al agua potable y de uso agrícola.

Así lo dio a conocer el titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet) Ricardo Luna García, quien recordó que los Ayuntamientos son el primer responsable para cumplir con la norma ambiental vigente en Michoacán.

En el marco de la entrega de diagnósticos para el fortalecimiento institucional de la gestión ambiental en los municipios, el funcionario indicó que la falta de plantas para el tratamiento de aguas residuales y los tiraderos a cielo abierto, son los principales problemas que se presentan desde las alcaldías.

Asimismo, Luna García informó que alrededor del 40 por ciento de los Ayuntamientos del estado, cuentan con mecanismos para la gestión ambiental, pues regiones como la cuenca del Balsas, la Tierra Caliente, la Ciénega y Zona Metropolitana de la capital michoacana, presentan rezagos para la atención a problemáticas ambientales.

Por último, el secretario del Medio Ambiente precisó que en el caso de los tiraderos al aire libre, Michoacán ya cuenta con 40 rellenos sanitarios que cumplen la normativa para la recolección y el manejo de residuos sólidos con sentido sustentable, sin embargo, el gran reto sigue siendo evitar que la basura se deposite a cielo abierto, pues ello, representa un daño al ecosistema y que es motivo de sanción.

Cabe mencionar que durante el evento, se entregaron 82 instrumentos de gestión ambiental para los municipios michoacanos, pues de acuerdo al procurador ambiental, Juan Carlos Vega Solórzano, estos permitirán a las y los alcaldes, fortalecer sus políticas públicas para resarcir el daño al ecosistema a través de dicho mecanismo.

Por: Oscar Mendoza