MichoacánSalud

Auditoría exhibe malos manejos en el recurso del Seguro Popular en Michoacán

La Auditoría Superior de Michoacán (ASM), exhibió al extinto Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS), mejor conocido, como “Seguro Popular”, pues de acuerdo al Informe Individual de la Revisión a la Cuenta Pública del ejercicio fiscal 2018, existen poco más de 130 millones de pesos que fueron utilizados y no se comprobaron con exactitud.

De acuerdo al informe publicado por el órgano fiscalizador, la primera observación preliminar al Seguro Popular es por 40 millones 989 mil 027 pesos que corresponden a un adeudo con la Secretaría de Finanzas Y Administración de Michoacán (SFA) además de que el Régimen (REPSS), extinto a través de un convenio con el Gobierno estatal y federal para crear el Instituto de Seguridad para el Bienestar (INSABI), no ejecutó la comprobación del gasto de sus cuentas revisadas conforme lo marca la ley.

Igualmente, la Auditoría Superior del estado, señala que dentro de los malos manejos del ente fiscalizado (UPP-90), es la no celebración las sesiones de su Junta de Gobierno de conformidad a lo establecido Ley General de Entidades Paraestatales del Estado de Michoacán.

En el documento, la ASM subraya que en ningún momento, se observó las aprobaciones del gasto en el Seguro Popular e insiste en que no se llevaron a cabo las sesiones de la Junta de Gobierno conforme con la normatividad y por lo que la Autoridad Investigadora del ASM, llevará a cabo el trámite correspondiente.

En cuanto a la Secretaría de Finanzas y Administración, el órgano fiscalizador detectó la “no liquidación” al REPSS por 40 millones 989 mil 027 pesos correspondientes a Documentos de Ejecución Presupuestaria y Pagos pese a que se encontraron minutas de conciliación donde aparecen como “ejercidos”.

En tanto, la SFA confirmó que este trámite estaba “pendiente de pago” debido a que “no se cuenta con la liquidez suficiente para hacer frente a los problemas que día a día surgen”, lo cual, no fue suficientemente justificado por el Seguro Popular y por lo que la ASM ratificó la observación preliminar.

En cuanto a otros gastos que no fueron comprobados por el Seguro Popular, el propio REPSS informó que “los comprobantes fiscales fueron emitidos a favor de los Servicios de Salud en Michoacán” o bien al propio Seguro Popular, “debido a que el primero tuvo carácter de financiador y el segundo de ejecutor de los recursos”.

Sobre esto, la ASM revela que “la documentación comprobatoria del gasto de la cuenta 8-2-7-0-0-18-05-150015-32503 Arrendamiento de Vehículos Terrestres, Marítimos, Lacustres y Fluviales para Servicios Administrativos y su cruce con los auxiliares contables, no cuenta con la documentación comprobatoria del gasto por la cantidad de 404 mil 689 pesos”.

Igualmente, en la cuenta 8-2-7-0-0-18-05-150015-33801 para “Servicios de Vigencia” por 19 millones 679 mil 070 pesos y en la cuenta 8-2-7-0-0-18-05-150015-33903 para “Servicios Integrales” por 69 millones 188 mil 152 pesos, tampoco hubo comprobación del gasto conforme a la Ley y criterios de la ASM.

Finalmente, la Auditoría señala que “en su opinión, la información financiera sujeta a fiscalización “presenta debilidad” en la comprobación de algunas cuentas del gasto del REPSS, y sobre las cuales, se instauraran procedimientos de investigación y se elaboraron los informes de presuntas irregularidades cometidas en el manejo del recurso asignado al extinto Seguro Popular, ahora, conocido como INSABI.

Por: Oscar Mendoza