Nacional

Apenas un 7% de participación en la consulta para “juzgar expresidentes” promovida por AMLO

La baja participación marcó la consulta ciudadana de este domingo en México que Andrés Manuel López Obrador había impulsado con la intención de “investigar y juzgar” a los cinco presidentes anteriores.

El conteo rápido del Instituto Nacional Electoral (INE) estimó que tan solo entre el 7,07 y 7,74% de mexicanos convocados acudió a depositar su voto,muy lejos del 40% necesario para que el resultado fuera vinculante.

Como también se preveía, el “sí” fue la opción mayoritaria entre quienes votaron (entre el 89,4 y el 96,3% de los votos) y muy por encima del “no” (entre 1,4 y 1,6%).

La consulta fue considerada inédita por ser la primera celebrada a nivel federal siguiendo los cauces establecidos por la Constitución desde que esta figura se incluyó en ella y quedó regulada por una ley federal de 2014.

Sin embargo, desde su convocatoria recibió fuertes críticas por quienes consideraron que este tema no debía someterse a consulta popular, que la pregunta formulada era muy ambigua y que no se conocían cuáles serían las consecuencias reales del resultado.

Escasa afluencia de personas

Durante toda la jornada, la imagen predominante en muchos de los puntos de votación fue el escaso número de personas que se acercaron a depositar su voto, lejos de las largas filas vistas en las elecciones intermedias del pasado junio.

La propuesta inicial del presidente AMLO fue preguntar a la población si se debía investigar y juzgar en su caso a sus cinco predecesores por supuestos delitos cometidos durante sus mandatos: Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, la Suprema Corte ordenó modificar el enunciado para preservar la presunción de inocencia de los aludidos, dado que la Constitución no permite celebrar consultas si estas vulneran los derechos humanos de la ciudadanía.

Así pues, la boleta en la que este domingo respondieron los mexicanos contenía como pregunta si estaban o no de acuerdo en“emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas”.

Parte de la población mexicana vio esta iniciativa como una oportunidad para acabar con la impunidad y garantizar justicia a las víctimas de históricos casos de vulneraciones de derechos humanos en el país.

Sin embargo, muchos otros criticaron el hecho de que este tema tuviera que ser sometido a votación popular y no se aplicara la ley directamente, por lo que avanzaron que no participarían al no considerar la pregunta pertinente.

Además, muchos consideraron “ambigua” la pregunta planteada finalmente, así como la poca claridad en torno a cuáles serían los efectos y consecuencias reales tras la celebración de la consulta.

“Yo no estaba muy de acuerdo con que se consultara”, reconoció a la salida de un colegio electoral Julia Ferreira, una joven que se acercó a votar en Ciudad de México.

“Pero sí estoy muy de acuerdo con que se responsabilice a los gobiernos pasados,específicamente Ayotzinapa (la desaparición de 43 estudiantes), las decisiones en el marco de la guerra contra el narco… Así que me parece muy importante participar”.

Con información de: BBC