Morelia

Enormes filas de la vacunación resultan un respiro para los comerciantes de la zona

Después de tantos meses con bajas ventas para todos los que se dedican a cualquier actividad comercial o prestadora de servicios, estos días de las jornadas de vacunación en la ciudad de Morelia han sido un respiro para las tienditas cercanas a los módulos y vendedores de comida y demás productos que se instalaron en las inmediaciones de las filas.

Gazpachos morelianos, tacos, tamales, elotes asados, cocos y aguas frescas son algunos de los productos que se ofrecen para tolerar las largas filas que se han generado en este grupo etario de 18 a 29 años de edad, y donde decenas de miles de jóvenes han desfilado durante varias horas para ser inmunizados.

Daniel Ávila Arévalo, dependiente una tienda de abarrotes frente al Poliforum Morelia, detalló que los productos que más venden son sueros y refrescos, y dijo que cada día, antes de abrir o después de cerrar, se tienen que surtir de más productos para dar abasto a la demanda.

Asimismo, otros comerciantes entrevistados invitan a los ciudadanos a probar sus productos, y detallan que la alta movilidad que se ha dado en estos centros les ha ayudado a recuperarse económicamente, después de tantas pérdidas.

Por: Jesús González