Internacional

Policía de Londres investiga fiestas en la oficina del primer ministro durante el confinamiento

La Policía Metropolitana de Londres ha abierto una investigación sobre las fiestas celebradas en la oficina del primer ministro Boris Johnson durante el confinamiento por la pandemia de coronavirus.

Lo anunció la comisaria Cressida Dick este martes, diciendo que la Met (como se conoce a la agencia) indaga sobre “infracciones potenciales de las regulaciones por la covid-19” en las que se pudo haber incurrido durante “una serie de eventos” que tuvieron lugar en las sedes del gobierno británico de Downing Street y Whitehall desde 2020.

También explicó que la investigación se inició “como resultado de la información proporcionada por la Oficina del Gabinete”, un informe dirigido por la funcionaria de alto rango Sue Gray.

La BBC supo que el informe de Gray, esperado para esta semana, no se publicará mientras la policía lleva a cabo la investigación.

La noticia se produce después de que hayan salido a la luz varios señalamientos sobre eventos celebrados en plena pandemia.

La última revelación fue sobre una fiesta de cumpleaños para Boris Johnson en junio de 2020 a la que habrían asistido unas 30 personas.

Boris Johnson sosteniendo una tarta de cumpleaños, el 19 de junio de 2020

FUENTE DE LA IMAGEN,ANDREW PARSONS / NO 10 DOWNING STREET

Pie de foto,El primer ministro Boris Johnson con una tarta cumpleaños, el 19 de junio de 2020.

El gobierno admite que el personal se reunió en el interior de Downing Street para celebrar el cumpleaños del primer ministro cuando aún estaba vigente el primer confinamiento.

En ese momento, el 19 de junio de 2020, las normas establecidas prohibían la mayoría de las reuniones en interiores con más de dos personas.

Los funcionarios han cuestionado el número de personas que asistieron y piden “paciencia” mientras se lleva a cabo la investigación. También han dicho que el personal se reunió “brevemente” para “desearle un feliz cumpleaños al primer ministro”, y agregó que estuvieron allí “menos de 10 minutos”.

La comisaria Cressida Dick dijo que comprende la “profunda preocupación pública” sobre las fiestas en Downing Street y los “enormes sacrificios” de los ciudadanos durante la pandemia.

Y dijo que la policía analizará las denuncias de las “infracciones más graves y flagrantes” de las normas establecidas para evitar el avance del virus.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, aplaudió la decisión de abrir una investigación policial y dijo que el público “espera con razón que la policía respete la ley sin temor ni favoritismo, sin importar a quién involucre”.

Nadie está por encima de la ley. No puede haber una regla para el gobierno y otra para los demás”, agregó Khan.

Presentational grey line

La fiesta de cumpleaños que se suma al bagaje político de Boris Johnson

Análisis de Laura Kuenssberg, editora política de la BBC

A Boris Johnson se le preguntó el lunes por la mañana si podía garantizar que no habría más revelaciones perjudiciales antes de que la funcionaria del alto rango Sue Gray publique sus hallazgos sobre lo que sucedió a puerta cerrada en la sede del gobierno durante el confinamiento.

El primer ministro optó por no dar esa garantía o, de hecho, no abordar la cuestión.

La pregunta se respondió este lunes por la noche, cuando ITV News informó sobre una fiesta que tuvo lugar en junio de 2020 para celebrar su cumpleaños, con el personal mezclándose en la Sala del Gabinete.

Boris Johnson

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,Boris Johnson está en el punto de mira por “una serie de eventos” organizados durante el confinamiento.

Una fuente que asistió al evento confirmó a la BBC que este tuvo lugar.

Carrie Johnson (la esposa del primer ministro) llegó con una tarta de cumpleaños. Me dijeron que servían sándwiches y bocadillos.

Y un extraño giro de la trama que podría alegrar a un guionista de Hollywood puso en la mira a la diseñadora de interiores Lulu Lytle, quien renovó el apartamento oficial del primer ministro, y de quien dicen estuvo en la fiesta (la firma de Lytle dice que ella solo fue para hablar con Boris Johnson y que no era una invitada oficial del evento).

Para los críticos de Johnson esto suma gasolina al escándalo, por la controversia en torno a cómo se financió la remodelación de la casa del primer ministro.

Los parlamentarios conservadores ya están considerando si este bagaje de Boris Johnson pesa más que los beneficios de mantenerlo en el poder.

Muchos parlamentarios conservadores temían antes del lunes por la noche que pudieran salir a la luz más detalles lo sucedido en Downing Street.

Downing Street

FUENTE DE LA IMAGEN,EPA

Pie de foto,Los acontecimientos en Downing Street, la oficina del primer ministro, están bajo un intenso escrutinio.

El hecho de que hayan surgido unas nuevas acusaciones no será una sorpresa.

Sin embargo, al gobierno le resulta aún más difícil generar la impresión de que cuando el personal se equivocó ocasionalmente, lo hizo por las razones correctas.

El primer ministro estuvo allí, aunque solo fuera por 10 minutos. El evento fue organizado para festejar su cumpleaños.

No es necesario recordar que estos señalamientos adquieren más fuerza por la experiencia de millones de ciudadanos durante el confinamiento: los eventos que la gente se perdió, el sufrimiento por estar separados de seres queridos, comparados y contrastados con la percepción de lo que sucedió bajo el techo de Boris Johnson.

Es probable que las últimas acusaciones desencadenen otra ronda de reacciones públicas contra los parlamentarios conservadores, justo en el momento en que muchos de ellos están valorando si el tiempo de Boris Johnson como primer ministro podría haber llegado a su fin.

Una vez que llegue el informe de Sue Gray, corresponderá a los toriesdecidir cómo siguen adelante.

Presentational grey line
Cressida Dick
Pie de foto,La comisaria Cressida Dick anunció este martes que las fiestas del gobierno de Johnson serán investigadas.

Aún no está claro cuánto se demorará la investigación policial.

“El hecho de que ahora estemos investigando no significa, por supuesto, que necesariamente se vayan a emitir multas en cada caso y para cada persona involucrada”, dijo la Cressida Dick.

La vicepresidenta laborista Angela Rayner dijo que Boris Johnson “es una distracción nacional”.

También dijo que “los parlamentarios conservadores deberían dejar de apoyarlo” y que Johnson “debería hacer lo correcto y renunciar”.

Con información de: BBC