MichoacánSeguridad

Zamora, Uruapan y Morelia se encuentran entre las 50 ciudades más violentas del mundo

Foto: Referencial

La zona metropolitana de Zamora, encabeza la lista de las 50 ciudades más violentas del mundo durante 2021 con cerca de 197 homicidios por cada 100 mil habitantes, informó el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal AC.
De acuerdo con el presidente del Consejo, José Antonio Ortega, en el listado también se encuentran Uruapan que se coloca en el octavo sitio, y Morelia en el número 34 del mundo, formando parte de las 18 ciudades mexicanas que aparecen en el listado.

Asimismo, el listado refiere que Zamora es “la punta de un iceberg” de toda la violencia que hay en el estado de Michoacán, pues además de homicidios, existe cobro de derecho de piso, extorsión, y la instalación de laboratorios para la elaboración de drogas, principalmente sintéticas.

De igual forma, Zamora es una zona estratégica para el envío de mercancías ilícitas hacia otros países como Estados Unidos y por lo que se ha convertido en el municipio más violento de Michoacán durante los últimos tres años.

Por ello, la ONG señala que Michoacán un grave foco de violencia para el país, no solamente por los homicidios sino por la instalación de minas terrestres, masacres y hasta fusilamientos además de las constantes pugnas entre grupos de la delincuencia organizada que operan con impunidad.

En ese sentido, el Consejo Ciudadano para la Seguridad resalta que las autoridades se han visto rebasadas por la violencia en la entidad tras hechos como los ocurridos en Aguililla donde la población estaba incomunicada así como por la población desplazada en la región que abarca Tepalcatepec y Coalcomán, y recientemente, los multihomicidios en Marcos Castellanos, Tlalpujahua y Tangamandapio además del ataque contra el ex presidentes municipal de Coeneo.

Finalmente, la ONG exigió a las autoridades federales y estatales, replantear la estrategia de seguridad para lograr la pacificación del estado de Michoacán y de todas las regiones del país donde la violencia se ha convertido en una forma más de vivir.

Por: Oscar Mendoza