Michoacán

Incidentes en la revocación de mandato en Michoacán

En Michoacán, este domingo de jornada electoral por la consulta de la Revocación de Mandato, se presentaron los primeros incidentes relacionados con el ejercicio cuando habitantes del poblado de Zirahuén, en el mucipio Salvador Escalante, se opusieron y evitaron la instalación de casillas en esa zona.

Los inconformes, quienes se apoderaron de las urnas y el material electoral amenazando con prenderle fuego, indicaron que no permitirían que se instalen las casillas en forma de protesta en contra de la presidenta municipal Araceli Saucedo Reyes.

Así, de acuerdo con informes oficiales, de las 2 mil 168 casillas que se tenían previstas para instalar en Michoacán, hasta las 9 de la mañana de este domingo, solo se habían levandado 1,069. En tanto, se señaló que, a excepción de lo ocurrido en Zirahuén, no se tenía reporte de algún otro incidente relacionesdo con la consulta en esa entidad.

Mientras que en el Estado de México, las autoridades electorales decidieron no instalar casillas de votación en ocho puntos del municipio de San Salvador Atenco, argumentando que existía riesgo de violencia por la negativa de los habitantes de la zona para que se llevara a cabo ahí el ejercicio.

El propio consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, dio a conocer que en ocho casillas de Texcoco, en el Estado de México, fue suspendida la jornada por riesgo de situaciones violentas. Por el mismo motivo, también se paró el ejercicio en dos casillas del municipio de Pátzcuaro, Michoacán. Mientras que en una más que mencionó, localizada en Veracruz, simplemente no se pudo llevar a cabo el ejercicio debido a que la persona que se desempeñaría como presidente de casilla, a quien le fue entregado el material electoral, no se presentó.

El funcionario electoral mencionó que en total fueron 69 casillas las que no se lograron instalar porque no se tuvieron las condiciones necesarias en materia de seguridad para hacerlo. Indicó que ese fue el caso de dos municipios en Chiapas, donde hace una semana tampoco se pudieron instalar casillas para las elecciones extraordinarias. “Eso no es una responsabilidad del INE, la paz pública es responsabilidade de las autoridades estatales y federales”.

Aún así, Córdova consideró que los incidentes durante esta jornada “son marginales”.

Con información de: Infobae